Preparar comidas exquisitas en casa puede convertirse en un gran estímulo 
para la creatividad. En lugar de ser un trabajo tedioso o un simple oficio, 
la cocina debe representar la mejor oportunidad para compartir en familia 
o entre amigos, para expresar a alguien querido el más sincero afecto o para 
construir hermosas obras de arte que satisfacen a un comensal exigente. 
Desde la escogencia de los ingredientes que se van utilizar hasta la 
concepción y elaboración de un plato cuya calidad pueda ser apreciada 
por un familiar agasajado o 
un niño feliz, estamos poniendo en funcionamiento nuestras habilidades 
como creadores. En esta oportunidad, te ofrecemos 6 consejos para que 
ransformen la cocina en tu lugar favorito:

Tener un modelo a seguir: la mejor forma de encontrar la inspiración es la 
búsqueda de referencias. Haz el intento de imitar el inolvidable plato de la 
abuela, lleva a tu hogar todos esos exquisitos platos que ves en tus 
programas de TV favoritos o recuerda aquel que te impresionó en un 
restaurante y asume el reto de repetirlo. Te asombrará lo que puedes lograr.

Salir de la rutina: La creatividad y la rutina son enemigos naturales. Comer 
lo mismo día tras día, semana tras semana, hará tu vida más aburrida. Así 
que no estaría mal probar nuevos ingredientes, utilizar productos nuevos. 
Es posible que un cambio traiga cosas positivas. ¡Atrévete!