domingo, 18 de septiembre de 2016

Así se cocina el pollo del KFC, de principio a fin



¿Cómo se cocina el pollo frito de la cadena Kentucky Fried Chicken? Hemos atravesado el fino velo de grasa que oculta el misterio de la comida rápida para asistir al proceso, desde que trocean el pollo crudo, hasta que lo sirven. En esencia, no es muy distinto a cómo freiría el pollo la abuela, excepto por el uso de una potente máquina llamada "freidora a presión".
Nota: KFC se ha encargado del alojamiento y desplazamientos hasta sus instalaciones, en la sede de la compañía en Louisville, Kentucky como parte de una visita guiada para medios de comunicación.
Nuestro viaje al cuartel general de KFC en Louisville, Kentucky, ha estado trufado de eventos. Hemos pasado entre todo tipo de esculturas un tanto siniestras del mítico Coronel Sanders a las que solo les faltaba bajarse del pedestal y hablar. Hemos intentado averiguar si los empleados de la compañía siempre comen el pollo KFC en la cafetería de la empresa (no lo hacen, pero podrían), y finalmente hemos visitado las cocinas para asistir en directo al proceso de preparación del pollo.
KFC es una de esas compañías a las que les gusta mantener una imagen cuasi mitológica. Nadie sabe, por ejemplo, cuál es el misterioso ingrediente Nº11 de la receta original, un dato del que les encanta presumir siempre que pueden. Otro tanto sucede con la imagen del Coronel Sanders, que KFC vende como si fuera el ser humano más interesante del planeta. Quitando esa cultura corporativa, es bastante tranquilizador saber que el pollo que cocinan sigue un proceso bastante normal, solo que a gran escala.
Cocinar el pollo KFC, de hecho, es un proceso con menos sorpresas de las que esperábamos. Así se hace:

1) Se inspeccionan las diferentes partes del pollo (pechugas, muslos y alas)

KFC utiliza pollos que llegan ya en una bolsa, limpios y troceados con los cortes apropiados. La primera tarea de los cocineros es revisar las piezas para asegurarse de que están en óptimas condiciones. Se trata de un proceso estandarizado de control de calidad. Lo que buscan es que no haya alguna pluma clavada aún en la piel, exceso de grasa, golpes, u órganos que no han sido retirados debidamente. Generalmente no hay nada que quitar.

2) Se hierve el pollo en agua con sal

El pollo se hierve brevemente para que el empanado se adhiera mejor

3) Se seca el pollo sacudiéndolo siete veces

KFC parece obsesionada con el número 7, y hay muchos procesos que se repiten siete veces. El pollo hervido, en este caso, se sacude siete veces para asegurarse de que está seco antes de empanarlo

4) Se echa el pollo sobre la receta original de empanado

Aquí es donde comienza la diversión.

5) Se cubre el pollo con un movimento específico

La mezcla que se utiliza para empanar es tan fina que parece polvo de hadas

6) Se repite el movimiento siete veces

El primer movimiento para cubrir el pollo debe repetirse siete veces.

7) Se recoge el pollo en una bandeja de rejilla y se sacude

El pollo se sacude de lado a lado para eliminar el exceso de empanado. De nuevo, hay que repetirlo siete veces. La mezcla sobrante vuelve al depósito.

8) Se colocan los pedazos de pollo sobre la bandeja de freír

Hay una infografía específica que sirve para explicar a los empleados de KFC cómo situar el pollo empanado en la bandeja de rejilla sobre la que se freirá. El orden depende del tamaño de las piezas.

9) Freír a presión

KFC utiliza un tipo de freidoras industriales a presión en las que caben varias bandejas.

10) Esperar 10 minutos, y el pollo está listo

El pollo sabe especialmente delicioso cuando es uno mismo el que lo ha preparado. Este vídeo muestra todo el proceso que habéis visto en GIFs.

***

Ver mas...

Así se cocina el pollo del KFC, de principio a fin

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada