Nace en New York el primer restaurante sin mesas, sin sillas, sin sala, sin camareros, en definitiva, sin el servicio propio de un restaurante, pero con la tecnología suficiente para dar de comer a toda la ciudad.
Maple, restaurante ubicuo
Hoy quiero presentarte el primer gran proyecto, en la industria de los restaurantes, basado en el concepto de restaurantes ubicuos, que muchos de vosotros ya conocéis. Es un término que nace de mis investigaciones sobre el impacto disruptivo que la tecnología está provocando en la industria de los restaurantes, te invito a que leas el siguiente post “Los Restaurantes Ubicuos”.
Se trata de Maple, un restaurante, o mejor dicho, una app, ya que el restaurante físicamente no existe, que consigue cambiar el sentido lógico de la relación entre cliente y restaurantes, es decir, ahora es el restaurante el que va al cliente.
Para entender el proyecto, partimos de la base de que Maple es una cocina central creada por David ChangSoa Davies, Dan KlugerMark Ladner, y Brooks Headley, algunos de los chefs más relevantes de la ciudad de Nueva York, que a través de la tecnología, eliminan todos los procesos propios de servicio y sala de un restaurante, pero ponen a disposición de sus clientes la comida, a través de una app, en aquel punto de la ciudad en la que el cliente la requiera, aunque en estos momentos sólo dan servicio en el distrito financiero de Manhattan.
Maple app 1
Maple, es un proyecto que ha conseguido una financiación de 22 millones de dólares, principalmente de fondos de inversión tecnológicos, que nace al amparo del proceso de “Uberizacion” que se está produciendo en la industria de los restaurantes y más concretamente, en el nicho del servicio de comida a domicilio, pero con algunas diferencias muy interesantes.
El objetivo principal de Maple es crear “una emoción alrededor de la comida” pero sin un espacio físico donde interactuar con el cliente, buscando la excelencia en 5 factores:
1.- Precios al alcance de casi todo el mundo y con todo incluido, más concretamente, el precio de los menús de almuerzo son 12$ y el de la cena 15$, pero ojo, impuestos, propina y transporte incluido.
2.- Menús diarios rotativos, recién hechos, sencillos y con ingredientes de alta calidad, proponen diariamente tres menús diferentes para el almuerzo y tres para la cena, y siempre una opción vegetariana. Limitar la variedad permite al personal de cocina centrarse en la calidad y la velocidad.
3.- La mejor experiencia en la entrega, se realiza en bicicleta o a pie, nunca superando los 30 minutos, para ello limitan la zona exclusivamente al barrio donde se encuentre la cocina central.
4.- Tecnología inteligente, que no solo le permite recibir los pedidos, si no priorizar las ordenes en cocina en base al tiempo y a las rutas más eficientes, para conseguir una mejor entrega de la comida, más rápida y más fresca.
5.- Envases optimizados, un cuidado diseño de los envases para que puedan soportar las diferentes temperaturas y con un reducido espacio para la comodidad en el transporte. Además contaron con importantes diseñadores para crear tanto la marca como las bolsas de entrega.
Maple Packaging
Maple es un modelo escalable, ya que no tienen las limitaciones del espacio físico