Cuando se trata de mejorar las operaciones de un restaurante, siempre nos vienen a la cabeza varios factores: calendarios y turnos de trabajo, fichas de control, normativa sobre seguridad alimentaria, listado de inventarios, informes de ventas, contratos, etc.
Una operativa diaria capaz de acabar con la vitalidad de la persona que ha decidido abrir un negocio de hostelería, o del que lleva mucho tiempo sin saber realmente cómo funciona en términos económicos  su restaurante.
Sin embargo, existen algunas técnicas con las que mejorar éstas y otras operaciones diarias. A continuación te dejo 5 de ellas, traídas directamente desde Estados Unidos, para que puedas conseguir optimizar los procesos operativos de tu negocio.