domingo, 4 de octubre de 2015

Despertar con una pisca andina - Cocina y Sabor

Aunque básicamente es un caldo de papas con leche, oriundo de los Andes venezolanos, tiene sus variantes según el estado y la sazón del cocinero. Conozca su receta básica.


Con la pisca –o pizca como también se escribe- pasa como con las hallacas en Venezuela: cada cual tiene su versión, según la receta hogareña y la zona donde se crió o conoció este plato, y así ésta sería la mejor y "original". Presente en la gastronomía de Mérida, Trujillo y Táchira, es una sopa muy sencilla de cocinar, económica y reconfortante para conjurar ya sea el frío mañanero si en estos días navideños pasea por los Andes o bien para salir de una resaca que deja su cuerpo y espíritu malheridos...

El tradicional caldo de papas, presente en la cocina rural de estos lares y que llegó hasta los condumios turísticos, para finalmente conocerse en varias latitudes del país, con su mezcla de caldo de gallina, pollo o res, el tubérculo andino, la adición de leche o huevo, con su toque de cilantro y cebollín, devuelve las fuerzas y prepara el estómago para el resto del día. Tómela como los andinos: en el desayuno, agréguele queso paramero ahumado, galletas de soda o acompáñela con arepa de trigo –según la zona donde se encuentre- y haga honor así a este humilde pero reconfórtate plato tradicional.
Y si está en la ciudad y quiere ensayar su propia versión, la espuma blanca que se deposita en la parte superior de la olla o el plato le devolverá la imagen de las cordilleras nevadas andinas.
Ver mas...Despertar con una pisca andina<br /> - Cocina y Sabor

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada