domingo, 25 de octubre de 2015

El cocuy como compromiso moral

Vanessa Rolfini acaba de publicar un libro dedicado a esa bebida ancestral, que forma parte de la colección “En Venezuela”, de la Fundación Bigott



06-10-2015 07:00:00 a.m. | Luis Villapol 
Por estos días la periodista especializada en gastronomía y cocinera Vanessa Rolfini Arteaga se encuentra feliz. Ocurre que el jueves, a las 8 pm, presentará oficialmente en el Lidotel de Pampatar su más reciente publicación: El cocuy, y lo hará en el marco de la cuarta edición de Margarita Gastronómica.

Se trata de un libro de pequeño y económico formato, pero no por ello menos interesante y de una amena y rápida lectura. Forma parte de la colección En Venezuela, respaldada por la Fundación Bigott. 

El texto no tiene desperdicio. En sus páginas la autora nos da luces a quienes conocemos poco sobre el tema, sobre esta espirituosa bebida que hasta hace muy poco, sin ser tan popular como nuestro ron, incluso era mal vista por muchos. Hoy día, gracias a estudiosos como ella, el cocuy forma parte importante de nuestro acervo.

Aunque ya se habían publicados folletos, artículos y ensayos, este es el primer libro que lo aborda exhaustivamente. A través de sus 75 páginas encontramos información valiosa y actualizada de este aguardiente autóctono, que se extrae de una planta del género agave (la Agave cocui) originaria de los estados Lara y Falcón. 

El cocuy no ha sido nunca ajeno para la simpática Vanessa; todo lo contrario, como buena nativa de Coro que es, ni siquiera sus más de 25 años de residencia en Caracas la han alejado de sus sabores y de su curiosidad por estudiar sobre sus orígenes y desarrollo.

Para la elaboración de este trabajo se documentó muy bien. No se impuso límites. Para empaparse más sobre el asunto, fue no pocas veces hasta Falcón y Lara para profundizar y así escribir este libro, que es un gran aporte. No discriminó información alguna. Donde había algo que indagar, hasta allá se fue e investigó. Inclusive en 2014 decidió viajar a México y estuvo diez días en el estado de Oaxaca, en el que visitó varios palenques para conocer cómo hacen el mezcal, que se fabrica con la penca del agave, al igual que el cocuy.


Leer más en: http://www.elmundo.com.ve/noticias/estilo-de-vida/tendencias/el-cocuy-como-compromiso-moral.aspx#ixzz3pcV1bxbk



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada