Ir al contenido principal

Recetas de potaje de garbanzos


Potaje de garbanzos
Buenas recetas de potaje de garbanzos

Potaje de garbanzos

Un potaje se puede considerar un guiso de legumbres acompañado de verduras y otros ingredientes, como embutidos, pescados o carnes. Se pueden utilizar garbanzos, judías o lentejas, aunque el más popular es el de garbanzos.
No hay una forma única de hacerlo ya que las variantes se cuentan a cientos, por eso siempre hay que especificar de que es el potaje (de garbanzos, de vigilia, etc.).
Para hacerlo más consistente, se le añade chorizo, morcilla, costilla o tocino, aunque esto aumenta considerable el nivel calórico.Como verduras, se suele añadir calabaza, berros, ajos, espinacas, cebollas, etc., y también hay versiones que incorporan huevo cocido o incluso queso.

Potaje de garbanzos con calabaza

En los meses de otoño e invierno hago un montón de guisos y potajes, al menos 3 o 4 cada semana, porque me parecen muy reconfortantes y son muy sencillos.
Desde luego, prefiero el verano y el calor, pero reconozco que hay algo bueno de esta época del año, es perfecta para pasar más tiempo en la cocina y hacer nuevas recetas.
Aunque la mayor parte de mis recetas son realmente simples, sobre todo las de entre semana.
Potaje de garbanzos con calabaza
Aprendí a cocinar con mi madre y ella utilizaba calabaza en todas sus recetas. A mi me venía muy bien ya que era vegetariana.
Este guiso es uno de ellos, aunque he hecho algunos cambios.
Si queremos hacer esta receta todavía más rápida, podemos eliminar la patata y la calabaza y simplemente cocinar el potaje 5 minutos más.
Consejos:
Esta receta de potaje funciona con todos los tipos de calabaza.
Si no te gusta cómo sabe, puedes usar patata en su lugar.
Siéntate libre de agregar otras verduras, hierbas aromáticas o especias.
Se puede utilizar salsa de tomate en vez de la pasta de tomate y también se puede utilizar tomate natural o tomate triturado.
A veces añado caldo de verduras para obtener un sabor más intenso.
¿Qué vamos a necesitar para el potaje de garbanzos?
  • 700 gramos de garbanzos secos
  • 3 tazas (750 ml) de agua
  • 2 dientes de ajo picados
  • ½ cebolla picada
  • ¼ de pimiento verde picado
  • ¼ de pimiento rojo picado
  • ½ tomate picado
  • 2 cucharadas de pasta de tomate
  • 1 patata mediana
  • 230 gramos de calabaza cruda picada
  • 2 cucharaditas de pimentón dulce
  • ½ cucharadita de jengibre molido
  • Aceite de oliva virgen
  • Perejil fresco para adornar

Elaboración del potaje de garbanzos con calabaza:

Ponemos la noche anterior los garbanzos en remojo en agua fría para que se ablanden. Al día siguiente los escurrimos y los ponemos a cocer en una cazuela normal con agua a fuego medio o en una olla a presión. En la olla a presión vamos a tardar mucho menos tiempo.
Mientras que los garbanzos se cuecen, ponemos el agua en una cazuela grande y la llevamos a ebullición.
A continuación, agregamos la pasta de tomate, el ajo picado, la cebolla picada, el tomate natural y los pimientos troceados, y lo cocinamos a fuego medio durante 5 minutos.
Después, trituramos todos los ingredientes con una batidora de mano, hasta que quede una sopa suave.
Añadimos a la sopa las patatas en trozos, y las cocemos a fuego medio durante 10 minutos.
También añadimos la calabaza y dejamos que cueza durante 15 o 20 minutos más o hasta que esté suave. El tiempo puede variar dependiendo del tipo de calabaza que utilicemos.
Agregamos el pimentón dulce, el jengibre y un chorrito de aceite de oliva. Removemos para que se integren. Cuando estén tiernos, escurrimos los garbanzos y los agregamos a la cazuela con todo lo demás. Seguimos cociendo otros 5 minutos más.
Por ultimo, le podemos añadir unas ramitas de perejil fresco para decorar por encima nuestro potaje de garbanzos.

Más Potaje de garbanzos

Potaje de garbanzos con bacalao

Este guiso tiene una combinación de sabroso chorizo, garbanzos tiernos y bacalao hojaldrado que resulta reconfortante en los días de frío.
Una vez que has preparado los ingredientes, es muy fácil de cocinar. Simplemente hay que tener la precaución de poner los garbanzos en remojo la noche anterior para que se cocinen bien.
Si se te ha olvidado hacerlo, también puedes utilizar garbanzos cocidos de bote, y añadirlos al final de la cocción. En este caso la cocción se reduciría a 15-20 minutos para que todos los sabores se emulsionen.

Potaje de garbanzos y acelgas

Aunque generalmente siempre se ve el potaje de garbanzos acompañado de espinacas, también se le puede echar acelgas. Es un plato muy económico, pues no tiene carne (aunque se le podría añadir), y resulta perfecta para el frío invierno.
De la acelga vamos a aprovechar todo. Primero se cocinan los tallos, que son los más duros, y al finalizar la cocción, incorporamos las hojas.

Con chorizo

Para hacer un buen potaje, hay que utilizar dos ingredientes fundamentales: el primero es el laurel, y el segundo es un buen sofrito. Creo que una o dos hojas de laurel tienen que estar si o si en cualquier guiso de cuchara, pues les aporta un sabor muy sabroso.
El sofrito es indispensable en muchos platos, como paellas, guisos y carnes. Es importante utilizar cebolla, ajo y tomate triturado, aunque también se le pueden añadir zanahorias y pimientos como en la receta de hoy. Es un poco al gusto de cada consumidor.

Potaje de garbanzos con espinacas y bacalao

Este potaje de garbanzos también se llama de vigilia, debido a que es lo que se estilaba comer los viernes de cuaresma en nuestro país, ya que durante la cuaresma no se podía comer carne.
En este plato, se sustituye la carne por el bacalao, que solía ser en salazón, pero que ahora vamos a utilizar fresco, ya que tenemos la suerte de encontrarlo muy bien de precio, y así no lo tenemos que poner en remojo también la noche antes.

Potaje de garbanzos con verduras

No hay mejor forma de hacer un potaje sano y sabroso que agregándole muchas verduras y hortalizas, que le van a dar sabor y color, pero muy pocas calorías.
Para que no nos lleve tanto tiempo, he decidido usar unos garbanzos de tarro que ya vienen cocidos y listos para usar, pero si tenéis tiempo podéis hacerlo del modo habitual y deja que cuezan durante 2 horas y media. Así tendremos un rico potaje de garbanzos.

Potaje de garbanzos con pollo

Sí, un potaje con pollo. Parece que a los potajes sólo se les pueda añadir carne de cerdo, ya sea chorizo, costilla, panceta..., pero lo cierto es que el pollo también queda muy bien.
Un par de muslos de pollo le aportan un montón de sabor a los garbanzos, quizás no es tan notable como el sabor del cerdo, pero por lo menos no tiene tanta grasa.

Potaje de garbanzos y espinacas

Este potaje, como todos los demás, comienza con un sofrito. Y daremos un toque especial al potaje de garbanzos con espinacas. No hay mejor base para cualquier cocido o potaje, un buen sofrito hecho con cebolla, ajo, tomate, pimiento, todas las verduritas que podamos añadir.
Las hierbas aromáticas como el romero o el laurel tampoco pueden faltar en estos guisos caseros, así que si no tienes hojas frescas, puedes usarlos secos o molidos.

Potaje de garbanzos con coliflor

A veces no sabemos que hacer o como cocinar una coliflor. Pues bien, también se las puede añadir a los potajes para hacer un plato nutritivo y muy completo.
En este en concreto, hay un montón de verduras, especias y hierbas aromáticas que lo que hacen es enriquecer aún más este sabroso potaje de garbanzos.
Porqué ya se que el curry es una especia no muy utilizada en los potajes y cocidos, pero ¿por qué no utilizarla?
Estas recetas son para un plato bastante cargado y que sienta especialmente bien en invierno o épocas de frío. Para cocinarlo es bueno contar con una olla express para tardar menos, aquí hay opiniones de la olla gm. Personalmente no me gusta llenar los armarios de la cocina de cacharros, pero reconozco que en este caso ayudan a la hora de cocinar.
Otro plato con estas legumbres, aunque mucho más ligero es la ensalada de garbanzos. Está muy rica y hay diferentes recetas para darle su toque especial de sabor. Como he dicho, es una comida más ligera y una manera diferente de tomar legumbres.
Normalmente me gusta acompañar de un plato de nachos esta comida. Tal vez no pegan demasiado bien como menú, pero ¡cuestión de gustos! Tengo un amigo que está loco por el atún encebollado, y le añade legumbres. Como he dicho, hay a quien le gustan unas mezclas de sabores curiosas.
Ver mas...http://potajedegarbanzos.org/ 

Comentarios

Entradas populares de este blog

EJEMPLO DE CHECKLIST DE APERTURA Y CIERRE DE UN RESTAURANTE

MANUAL DE OPERACIONES
NORMAS Y PROCEDIMIENTOS
Checklist de Apertura y Cierre


ACTIVIDAD / RESPONSABLE

08:00 a.m. La persona encargada abre el local y el personal de limpieza inicia su labor.

APERTURA

Controlar que toda el área exterior e interior del restaurante esté en perfecto estado y limpia.

Verificar buen funcionamiento de todas las instalaciones en general (gas, luz, agua, refrigeradores, congeladores etc.)

Prender los equipos necesarios para la operación.

Formatear terminales P.O.S.

Revisar la bitácora del día anterior.

Revisar libro de reservaciones y hoja de eventos.

Letreros informativos.

Verificar con las anfitrionas o mesoneros la condición adecuada de los menús (60 piezas)

Cartas de vino y bebidas en buen estado (15 cartas)

PRESENTACION DEL PERSONAL

Uniforme en perfecto estado.

Distintivo al lado izquierdo, a la altura del corazón.

Escrupulosa higiene y limpieza personal.

Equipo necesario de trabajo: bolígrafo, sacacorchos, encendedor, recogedor de migajas, paño de limpie…

Pernil al horno - Armando Scannone

Pernil al horno
La receta tradicional de don Armando Scannone de su Libro rojo y de su web El placer de comer Ingredientes 1 pernil de cochino de unos 6 kilos;
2 cebollas grandes, 1/2 kilo;
17 dientes de ajo machacados;
1/2 taza de aceite;
2 cucharadas de salsa inglesa Worcestershire;
9 cucharaditas de sal;(dos para limpiar el pernil)
1 1/2 cucharadita de pimienta negra, recién molida;
1/4 de taza de vinagre de vino;
2 cucharaditas de orégano fresco o 1 cucharadita si es seco, molido;
1 ramita de tomillo;
1 hoja de laurel;
2 tazas de jugo de naranja;
1 limón. Ingredientes para la salsa Ver mas...
Pernil al horno « Esnobismo gourmet