sábado, 20 de febrero de 2016

Soylent, esa empresa de comida "rara" que es ya un caso de éxito

  

Soylent
Es posible que hayas escuchado, en alguna ocasión, hablar de Soylent Green, pues las referencias a dicho producto ficticio son comunes en cine y televisión. Lo que quizá no sepas es que, inspirándose en dicha referencia (si no conoces su origen, te lo explico al final de esta noticia) Rob Rhinehart, un emprendedor cuyo anterior proyecto había fracasado, decidió crear Soylent y repensar la alimentación. Sí, has leído bien. Su situación económica, después de su fallido proyecto, no era la mejor, y en esas circunstancias tomó consciencia de que, en su planteamiento actual, la comida tiene un coste demasiado alto en tiempo y en dinero. Tiempo para comprarla, cocinarla y, claro, comerla.
Así que, con la información sobre las necesidades nutricionales de una persona, se le ocurrió la idea de crear una especie de batido que aportara al organismo todo lo que necesita, que fuera más económico que una comida normal y, por supuesto, que se pudiera preparar en unos minutos. Quizá un poco al estilo de la papilla con la que se alimentaban todos los habitantes de Matrix que, en un determinado momento, eligieron la pastilla roja.
El plantemiento de Soylent no es, según su creador, sustituir la comida tradicional por su producto en todos los casos. La comida es un elemento básico para la vida, sí, pero también tiene un componente social, otro de placer y disfrute, un tercero de curiosidad personal… la propuesta de este emprendedor es sustituir las comidas que nos vemos obligados a hacer (pese a que no queremos), sea por falta de tiempo o de recursos económicos, por una bebida que se prepara en pocos minutos y que aporta al organismo todo lo que necesita, en un compuesto que además es mucho más sencillo y rápido de digerir que, por ejemplo, cualquier producto de comida rápida (adiós a las pesadas digestiones y al ardor de estómago).

Ver mas...

Soylent, esa empresa de comida "rara" que es ya un caso de éxito - MuyComputerPRO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada