martes, 28 de junio de 2016

'La luz eléctrica produjo la epidemia de obesidad' - Yorokobu

"La gastronomía inglesa es aburrida porque tenían demasiada madera
"La gastronomía inglesa, sobre todo en lo tocante al pescado frito, tiene la misma relación con el pescado de verdad que los limones con los ambientadores con aroma a limón o las naranjas con el Frenadol. Si os perdéis diez días por las Highlands escocesas, seguramente estaréis obligados a repetir plato.
"El motivo de que la gastronomía autóctona haya sido tradicionalmente monótona y poco creativa nada tiene que ver con sus cocineros o alguna clase de problema en el paladar británico. La razón estriba en que los ingleses no se vieron obligados nunca a ser creativos. La creatividad nace generalmente de la necesidad o de la escasez, y Gran Bretaña siempre ha sido una nación con sobreabundancia de combustible (en forma de leña) para cocinar. Por ejemplo, desde la Edad Media hasta el siglo XIX, Londres era más rica en esta clase de combustible que París. Tal y como lo explica la experta Bee Wilson en su libro La importancia del tenedor:                                                                 
"Los ingleses podíamos permitirnos cocinar animales enteros al fuego de una gran hoguera, alimentada con tantos troncos como fuese necesario, hasta que la carne alcanzase el punto deseado. A corto plazo, esta era una forma suntuosa de comer (suntuosa y deliciosa, si atendemos a la reconstrucción de Ivan Day). Sin embargo, en muy probable que limitase las habilidades culinarias del país. La necesidad es la madre de la invención, y es probable que una menor cantidad de leña nos hubiese obligado a dar con una cocina más creativa y variada.
"En el otro extremo está China, que debido a la escasez de leña no solo se vio obligada a desplegar una gran creatividad gastronómica, sino que troceaba sus alimentos en porciones pequeñas para mezclarlo todo en un mismo recipiente y cocinarlo más rápidamente. La razón de que los chinos usaran palillos para comer es precisamente esa: que su comida está tan troceada que resulta más cómoda cazarla con la habilidad que el maestro de Karate Kid cazaba una mosca. Los japoneses tardaron más en adoptar la cultura de los palillos que los chinos, de quienes tomaron prestada la idea. No fue hasta el siglo VIII cuando los palillos sustituyeron a las manos entre la gente corriente..."
Ver mas...

'La luz eléctrica produjo la epidemia de obesidad' - Yorokobu

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada