miércoles, 17 de junio de 2015

RESTAURANTE SIN COCINA - Piratas, una oferta singular

Piratas es un restaurante sin cocina, al menos a la vista. Me refiero a que los platos se preparan en otro lugar y que allí reciben el último toque. Cuando repasas la carta lo entiendes, porque la base de su selecta y breve oferta está compuesta por marinados, escabeches, fiambres y cocciones muy breves. Todo manejable desde una salamandra. De hecho, las herramientas con más volumen del local son un enorme cortafiambres de charcutería y el atril donde descansa el libro de reservas. (*)



*Negritas nuestras (Nota de la Redacción)



Piratas, una oferta singular

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada