martes, 3 de noviembre de 2015

El ABC del chile: todo lo que debés saber antes de elegir tu picante

El paladar porteño está cada vez más receptivo a la comida picante y, detrás de ella, se esconde un ingrediente milenario: el chile. Historia, secretos y virtudes del alimento que cambió la manera de cocinar en el mundo.

Producto de las nuevas corrientes inmigratorias y de una oferta creciente de salsas y condimentos, en Buenos Aires cada vez se come más picante. No es que todos los platos sean más picantes, sino que el gran público, ávido de novedades, comenzó a encontrarle la vuelta al uso y consumo de salsas y condimentos.

Quien haya probado las cocinas de México, Tailandia, Japón o la del Noroeste argentino sabe que no todos los picantes son iguales. Si bien se utilizan otros alimentos como semillas –pimienta– o raíces –wasabi, jrein– para generar potencia en aromas y sabores, cada cultura y cada gastronomía aprendió a usar y readaptar el chile a su manera. Hay tantos chiles como países y tantas formas de usarlo como platos en el planeta, aunque en este rincón del mundo, con suerte podemos distinguir los que pican de los que no. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada